Científicos Chinos Estudian Enviar Una Vela Solar Para Desviar Al Meteorito Apophis

Publicado: 23 agosto, 2011 en Curiosidades, Tecnologia

 

Científicos chinos estudian enviar una vela solar para desviar al meteorito Apophis

Un asteoride se acerca a la Tierra. La Humanidad está en peligro. La única esperanza es lanzar un misil contra él para destruirlo. Este argumento suena a ciencia ficción, pero es una de las posibilidades que contemplan los investigadores de la Universidad de Pekín ante el retorno de Apophis, un meteorito que podría chocar contra nuestro planeta en 2036. De acuerdo con los científicos chinos, una vela solar sería la opción ideal para desviarlo de nuestro vecindario.

Pero, ¿de dónde salió ese meteorito? Hagamos un poco de memoria. En 2004, tres científicos del Observatorio Nacional de Kitt Peak descubrieron este cuerpo celeste y trazaron su órbita. En julio de 2005 fue bautizado como Apophis, el nombre griego de un antiguo dios maligno egipcio —después trascendió que fue nombrado así por la serie de TV Stargate SG-1, donde Apophis es uno de los villanos recurrentes—. Este meteorito está catalogado como un asteroide tipo Apolo, denominación que reciben aquellos que pasarán lo suficientemente cerca de la Tierra como para ser visibles.

La fecha de la primera visita de Apophis será el 13 de julio de 2029. Sin embargo, existe la posibilidad de que pase cerca de un umbral gravitacional que lo redirija de vuelta hacia nuestro planeta, lo que podría provocar un impacto contra nuestro mundo en 2036. Aunque originalmente se había calculado una probabilidad de 1 en 45.000 de que la colisión ocurra, en 2009 la NASA predijo que es una posibilidad entre 250.000.

Por supuesto, para no dejar las cosas al azar, los científicos de la Universidad de Pekín proponen que se desvíe la trayectoria del meteorito antes de que llegue al umbral gravitacional. Para dicho efecto, la aeronave viajaría a 90 km/s para chocar con el asteroide, desviándolo lo suficiente para evitar su posterior regreso. Hay que considerar que el Apophis pesa cerca de 46 millones de toneladas y tiene un diámetro de 350 metros. Su impacto está calculado en 510 megatones, equivalente a poco más de dos veces la energía liberada por la erupción del volcán Krakatoa (200 megatones).

Además de los chinos y los rusos, otro proyecto que está muy interesado en la trayectoria de este meteorito es la misión Don Quijote, mediante la cual, la Agencia Espacial Europea pretende probar si es posible desviar un meteorito con la colisión de una nave. Esta misión, que vería la luz entre 2013 y 2015, tiene como objetivo de pruebas a Apophis. Aún si los cálculos posteriores indicaran que este asteroide no representa peligro para la Tierra, los científicos usarían el programa Don Quijote para determinar si podemos emplear —como en las películas— un cohete como la última línea defensiva de nuestro planeta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s