Archivos de la categoría ‘Tecnologia’

5 in 5, o lo que es lo mismo, las cinco predicciones anuales a cinco años vista de IBM ya han sido formuladas. La mayoría suenan a ciencia ficción en la actualidad, pero podrían no ir mal encaminados si leemos entre líneas. De entre las mismas, dos predicciones destacan sobre las demás. La compañía dice que en cinco años podremos ser capaces de leer la mente de otro y de crear toda la energía necesaria para nuestros hogares.

Como todos los años, la lista que proporciona está destinada a promover el trabajo que se realiza bajo la iniciativa Big Blue’s Smarter Planet. Los 5 in 5 de este año serían los siguientes:

  • Leer la mente dejará de ser ciencia ficción en cinco años.
  • Seremos capaces de alimentar nuestra casa con energía que creará cada uno.
  • Nunca más necesitaremos contraseñas.
  • La brecha digital dejará de existir.
  • El spam estará tan personalizado que pasará a ser relevante.

Unas quizá más “realizables” que otras, pero detrás de cada predicción existe una lógica aplicada por la empresa. Es posible que la opción de leer la mente suene a un futuro muy lejano, pero tal y como cuentan en la compañía, la idea más bien se trata de cómo nuestros cerebros podrían ser sincronizados con otros dispositivos electrónicos. IBM habla de unos avances que lograrían situaciones como las siguientes:

Con sólo pensar en llamar a alguien, esto sucederá. Incluso si usted desea controlar el cursor del ratón en una pantalla de ordenador solamente deseando que esto ocurra.

Los científicos en el campo de la bio-infomática han llegado a diseñar auriculares con sensores avanzados para leer la actividad eléctrica del cerebro que puede reconocer las expresiones faciales, los niveles de excitación, la concentración o los pensamientos de una persona sin que físicamente realice una acción.

En cinco años, esta tecnología comenzará a ver las primeras aplicaciones en la industria de los videojuegos. Además, los médicos podrían utilizar la tecnología para poner a prueba los patrones cerebrales, incluso podría ser una tecnología que ayude en la rehabilitación de trastornos cerebrales como el autismo.

¿Qué les parece ahora la idea? Quizá podamos llegar a acelerar los pasos para que nuestra mente funcione así. La otra predicción algo “alocada” nos habla de que en menos de cinco años vamos a ser capaces de producir la energía necesaria para nuestro hogar. Aunque radical, igualmente tiene un fundamento:

Cualquier cosa que se mueve o que produce calor tiene el potencial para generar energía que puede ser capturada. Caminar, Jogging, hacer bicicleta, el calor que irradian los ordenadores o el agua que fluye a través de las tuberías. Los avances de las energías renovables permitirán a las personas recoger esta energía cinética que ahora va a la basura y utilizarla para hacer funcionar nuestros hogares, las oficinas o ciudades enteras.

Desde luego, en este caso hablaría de una auténtica revolución para el planeta y la propia atmósfera, un avance revolucionario por el cariz saludable para el mismo. En cuanto al resto, IBM habla del fin de las contraseñas. La razón es que según sus predicciones, en cinco años no necesitaremos crear, rastrear o recordarlas:

Imagínese que usted sea capaz de ir a un cajero automático para retirar dinero de forma segura con sólo hablarle y decir su nombre, o bien que a través de un sensor se pueda reconocer los patrones únicos de la retina de su ojo. De la misma forma se podrá comprobar el saldo de una cuenta en el móvil o en una tablet.

Quizá es la más probable de todas. De hecho hoy en día ya existen sistemas avanzados de reconocimiento de voz. Por último, las últimas predicciones hablan del fin de la brecha digital en el planeta y del correo basura.

Del primero, la predicción asegura que la extensión de los dispositivos móviles permitirá acabar en cinco años con las sociedades “conectadas” de las que no. En cuanto al correo basura, IBM vislumbra un futuro donde el perfeccionamiento de los filtros y de la publicidad relevante producirá una serie de correos no deseados tan personalizados que parecerá que no existe el spam.

earth

Intentar dar explicación al origen de nuestro planeta, la formación de la corteza terrestre o la composición de la corteza, el manto o el núcleo de la Tierra, son algunos de los retos que la ciencia intenta explicar a través de experimentos e investigaciones, como por ejemplo, desvelar el funcionamiento de los polos magnéticos de la Tierra. Desde hace algún tiempo, investigadores de la Institución Carnegie para la Ciencia (un centro de investigador ubicado en Washington D.C., en Estados Unidos) están trabajando en un análisis que intente desvelar el estado de algunos de los materiales que forman las distintas capas de nuestro planeta, sometiendo materiales a las condiciones que se dan en las mismas y que, por ahora, han dado como resultado una nueva forma, hasta ahora desconocida, del óxido de hierro que podría dar pie a explicar con mayor aproximación el funcionamiento de los polos magnéticos de la Tierra.

Este equipo de investigación ha sometido el óxido de hierro a las mismas condiciones que se pueden encontrar en el interior de la Tierra, en el interfaz que separa dos de las capas de la corteza (concretamente, 1.650 grados centígrados y una presión de 690.000 veces la que a nivel del mar). Sorprendentemente, la estructura del metal no cambió pero sí que cambió la conductividad eléctrica de éste, algo que serviría para explicar la contribución del núcleo de la Tierra al campo magnético del planeta que, por ejemplo, nos sirve como escudo de protección ante los rayos cósmicos.

¿Y en qué grado contribuye? Aunque aún es pronto para explicar todo el contexto, el óxido de hierro es el segundo componente más abundante en el manto más profundo que, según simulaciones realizadas con supercomputadores y experimentos realizados, el material habría sido capaz de modificar su conductividad (pasando de conductor a aislante) gracias a que, en estas condiciones, los átomos y los electrones se contraen tanto que comienzan a cambiar su forma de interactuar.

En condiciones extremas de altas temperaturas, los átomos que forman los cristales del óxido de hierro están ordenados en una misma estructura como, por ejemplo, en la cloruro sódico, es decir, la sal común. Al igual que ocurre con la sal, en condiciones de temperatura y presión ambientales, el óxido de hierro es un buen aislante, sin embargo, medidas antiguas mostraban cierta metalización del óxido de hierro en altas temperaturas y altas presiones, pero se creía que el óxido de hierro cambiaría su cristalización. Nuestros nuevos resultados muestran que no hay cambio alguno en la estructura siempre que combinemos altas presiones y altas temperaturas

Es decir, que durante los experimentos (tanto reales como virtuales) en los que fueron sometiendo el óxido de hierro a presiones que llegaron hasta 1,4 millones de veces la presión a nivel del mar y temperaturas que llegaron, incluso, a los 2.200 grados centígrados, los resultados mostraron el cambio en un material aislante que llegó a convertirse en un buen conductor que haría de “puente” entre el núcleo de la Tierra y el manto.

Los resultados implican que el óxido de hierro se comporta como un conductor en las zonas más profundas del manto de la Tierra. Este comportamiento metálico mejora la interacción entre el núcleo líquido de la Tierra y la zona más profunda del manto lo cual afecta al campo magnético de la Tierra, que se genera en la zona más exterior del núcleo. Este cambio contribuye de manera directa a la forma en la que el campo magnético se propaga hacia la superficie de la Tierra puesto que provee un acoplamiento magneto-mecánico entre el manto y el núcleo

Aunque aún quedan algunas lagunas por despejar (puesto que en el manto de la Tierra también está compuesto por magnesio y habría que realizar las correcciones al modelo para medir su contribución), este descubrimiento abre la puerta a una mayor comprensión del funcionamiento de uno de los fenómenos más curiosos de nuestro planeta, su campo magnético.

 

Conforme vamos envejeciendo, nuestra capacidad para recordar determinadas cosas va mermando y, es posible, que no nos acordemos de cosas que hacía unos años manejábamos a diario pero que, de repente, dejamos de utilizar; de hecho, esta imposibilidad de recordar cosas se hace patente en enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer. Según parece, unos investigadores unos investigadores del Baylor College of Medicine de Boston podrían haber dado un paso que podría llevar a la utópica “pastilla” que mejoraría nuestra memoria y nuestra capacidad de aprendizaje.

Aunque pueda sonar a ciencia-ficción, y la verdad es que no deja de parecerlo, estos investigadores habrían dado con una molécula en el cerebro de unos ratones, la PKR, cuya supresión mejora la memoria de los roedores y sus capacidades de aprendizaje. Es decir, que mediante un supresor de esta molécula, el equipo habría sido capaz de mejorar las capacidades de estos ratones. ¿Y qué es la PKR? La PKR es una molécula que actúa como señal de aviso al cerebro cuando se encuentran agentes patógenos o infecciones.

Hemos detectado que la molécula PKR actúa con un doble rol, por un lado regula procesos del día a día, como el proceso en el que las neuronas se comunican entre sí, pero también presenta una respuesta ante situaciones de estrés fuera de lo normal

La presencia de agentes patógenos, como un virus, es una de las situaciones anormales que disparan la PKR pero, según parece, los enfermos de Alzheimer también presentan actividad de la PKR que también está fuera de lo normal, por lo que parecen estar relacionadas. Así que los investigadores decidieron aplicar un tratamiento genético a los ratones para suprimir la presencia de PKR y, como consecuencia, otra molécula llamada interferon gamma comenzó a contribuir a mejorar la comunicación entre neuronas, mejorando la memoria y las funciones cerebrales de los ratones.

Si pudiésemos encontrar un inhibidor, una molécula o una droga que que pueda bloquear la PKR podríamos ser capaces de hacer lo mismo y, eso fue lo que hicimos

Los investigadores inyectaron un inhibidor en el estómago de algunos de los ratones y se encontraron que funcionaba la supresión de la molécula PKR por lo que, a primera vista, parece que podría ser viable desarrollar algún tipo de droga que permita mejorar la memoria de un sujeto.

¿Y cómo pudieron medir la mejora en los ratones? Los investigadores sometieron a los ratones a pruebas de habilidad para evaluar la mejora del aprendizaje de éstos a partir del comportamiento que presentaban. En una de las pruebas, el ratón fue capaz de encontrar una plataforma que se había escondido en una piscina. Tomó varios días, mediante repeticiones, que el ratón encontrase la plataforma, sin embargo, el ratón al que se le suprimió la PKR tras una única repetición fue capaz de aprender la resolución del problema.

Curiosamente, el ratón sin PKR no presentaba ningún problema de salud, a pesar de haberles suprimido una molécula relacionada con el sistema inmunológico (la PKR) porque, afortunadamente, no es la única molécula que alerta al cerebro de la presencia de un virus.

¿Sería posible desarrollar una pastilla que mejorase las capacidades cerebrales de la gente? Quién sabe, aunque creo que aún es muy pronto para poder decir que eso sería posible y hay que madurar mucho esta teoría y realizar muchas más pruebas (no únicamente con ratones) aunque, viendo las primeras conclusiones, podría ser una vía para mejorar la calidad de vida de los enfermos de Alzheimer.

Comparativa planetas

Hace unos días, la NASA hacía públicos los primeros datos que el satélite Kepler había estado recopilando durante su misión de búsqueda de planetas que pudieran tener condiciones similares a las de la Tierra y entre los cuales se encontraba Kepler 22-B, un planeta de tamaño superior a la Tierra pero que podría tener unas condiciones ambientales similares. Hoy la NASA ha anunciado, en el marco de este proyecto, otro gran descubrimiento: los planetas Kepler 22-e y Kepler-20f, un par de planetas de tamaño similar al de la Tierra que también estarían orbitando alrededor de una estrella que haría de su Sol.

Según ha anunciado la NASA, Kepler-20e y Kepler-20f son los planetas más pequeños que se hayan encontrado fuera de nuestro sistema solar que también girarían alrededor de una estrella, al igual que la Tierra lo hace alrededor del Sol. Y aunque podríamos pensar que Kepler-20e y Kepler-20f podrían ser planetas que alojasen vida, los científicos de la NASA no lo tienen tan claro puesto que ambos planetas están demasiado próximos a su Sol y, por tanto, fuera de la zona habitable que garantizaría la existencia de agua en estado líquido.

Concretamente, Kepler-20e es un poco más pequeño que Venus, es decir, con un radio que sería 0.87 el radio de la Tierra y, por el contrario, Kepler-20f sería algo mayor a la Tierra (con un radio que sería 1.03 el radio de la Tierra); estando ambos ubicados en un sistema planetario (de nombre Kepler-20) formado por 5 planetas que estarían a una distancia de mil años luz de la constelación de Lyra.

Kepler-20e

La órbita de Kepler-20e tiene una duración de 6,1 días y la de Kepler-20f suele durar 19,6 días, lo cual deja patente que los “años” en estos planetas tienen una duración muy corta (dada su cercanía) y, por tanto, los días sería extremadamente calurosos e inhóspitos (unos 760 grados centígrados). De hecho, la temperatura de Kepler-20f sería bastante similar a la del planeta Mercurio

El objetivo principal de la misión Kepler es la de encontrar planetas del tamaño de la Tierra en zonas habitables […] Este descubrimiento demuestra que, por primera vez, hemos sido capaces de detectar planetas del tamaño de la Tierra que existen y orbitan alrededor de otras estrellas

Hasta ahora, los científicos de la NASA pensaban que los planetas se agrupaban siguiendo un orden en el que los planetas rocosos (y de menor tamaño) estaban más cerca del Sol que los grandes (que solían ser gaseosos), sin embargo, los planetas del sistema planetario Kepler-20 están organizados de manera alterna, es decir, pequeño-grande-pequeño-grande…

Kepler-20f

Los científicos aún no tienen una teoría totalmente fiable de cómo se ha podido formar este sistema planetario pero, según parece, estos planetas podrían haberse formado en algún otro lugar lejano a su ubicación actual y se fueron moviendo durante su formación a través de interacciones con otros cuerpos mientras el planeta se estaba formando.

Kepler 22-B, el planeta que encontraron que podría tener agua, estaba en una zona habitable pero tenía un tamaño superior al de la Tierra, sin embargo, tanto Kepler-20f como Kepler-20e tendrían un tamaño muy parecido pero, al estar tan cerca de su Sol, la NASA descarta por completo la existencia de agua en éstos. Es impresionante la cantidad de información que se está obteniendo con la misión Kepler que, gracias a este satélite, está ofreciéndonos una valiosa información sobre planetas que existen fuera de nuestro sistema solar:

En el juego cósmico del escondite, encontrar planetas con el tamaño y temperaturas idóneas parece que es una cuestión de tiempo […] Estamos esperando en el borde de nuestros asientos porque sabemos que los descubrimientos más esperados de la misión Kepler están aún por llegar

Un trío de físicos japoneses ha solicitado una reformulación de la Teoría de Cuerdas para demostrar que efectivamente el Universo se infló de manera espontánea en tres direcciones dejando las otras seis dimensiones “escondidas”. Su trabajo tratará de describir el nacimiento del Universo, un modelo donde el Big Bang fue una fluctuación que causó tres dimensiones espaciales para liberarse de las otras seis descritas en la Teoría de Cuerdas.

Hasta ahora, la fórmula es la propuesta de la “Teoría del todo”, una teoría que une a la mecánica cuántica y la Teoría de la Relatividad general donde se puede resumir y describir todo aquello que ocurre en el Universo. Ha resultado útil para describir fenómenos tan dispares como el electromagnetismo, la gravedad o los agujeros negros.

Aún así, el problema de la teoría radica en su propia naturaleza, difícil de probar que en realidad hay nueve dimensiones mas el tiempo como décima y que en lugar de un número infinito de puntos de partículas formando la base de todo, la base sería un número infinito de líneas que oscilan denominadas cuerdas. Además, se le suma el problema de que sólo podemos ver tres de esas dimensiones ya que teóricamente las otras seis restantes se arrugaron en las estructuras diminutas de la variedad Calabi-Yau (de 10 a 33 cm. de diámetro).

Por lo tanto, sin experimento posible, no se ha podido comprobar la existencia que cuenta la teoría, donde el Universo tiene una estructura espacial de nueve dimensiones. Si fuera el caso, los físicos se preguntarían por qué tres de esas dimensiones serían enormes y las otras seis extremadamente pequeñas.

Según la nueva investigación, llevada a cabo por la Universidad de Isaka, el KEK y la Universidad de Shizuoka, muestra que la Teoría de Cuerdas explica el origen del Universo y su aparente estructura 3D. Así los contaban los físicos:

Hemos sido capaces de ver cómo las tres direcciones empiezan a expandirse en algún momento en el tiempo.

¿Cómo? Los investigadores recurrieron al modelo de matriz IIB, que es donde la Teoría de Cuerdas se representa mediante una matriz infinitamente grande, aunque para ello fue reducido a una escala de 32×32 a efectos prácticos. El equipo modeló la matriz en una supercomputadora para luego reproducir la creación de cientos de miles de matrices como simulación de los primeros momentos del Universo.

La simulación permitió ver la esencia de cómo el Universo alcanzó el punto de expansión en el Big Bang. Y quizá lo más importante, fueron capaces de ver las nueve dimensiones y el momento en el que pasaron a tres direcciones con las seis restantes quedando envueltas tal y como la Teoría de Cuerdas ha sugerido que sucedió.

A partir de aquí, el equipo plantea ahora la posibilidad de ver si se puede modelar cómo el espacio-tiempo cuántico evoluciona en lo que ahora percibimos a nuestro alrededor mediante la construcción de modelos enormes utilizando matrices más grandes.

 

Decir que Estados Unidos tiene una flota de aviones no tripulados, la verdad, no es decir nada nuevo; de hecho, alguna que otra vez hemos hablado de los drones estadounidenses, de los virus que los dejaron en tierra o el que ha sido capturado por Irán, según parece, mediante el hackeo de la señal GPS de guía. Aún así, parece que este tipo de aeronaves ocupan un lugar de vital importancia dentro de las fuerzas armadas de Estados Unidos que, tras tensarse las relaciones con Pakistán (y no permitir éste el paso de tropas por su territorio), ha decidido probar en Afganistán un nuevo dron: un helicóptero de transporte de suministros y material.

Después de que las tropas de la OTAN matasen a 24 soldados de Pakistán durante un ataque aéreo, el gobierno del país decidió cerrar la vía de suministro entre el puerto de Karachi y Afganistán y no ha quedado otro remedio que buscar alternativas. Los Marines de Estados Unidos decidieron el sábado lanzar, por primera vez fuera de un entorno de pruebas, el Kaman K-MAX, un helicóptero controlado remotamente que habría realizado un vuelo de transporte hacia una base al sur de Afganistán (aunque no se ha especificado la ruta exacta).

¿Drones en versión helicóptero? Realmente no son tan raros y, por ejemplo, son utilizados en algunos departamentos de policía de Estados Unidos, por ejemplo, para captar manifestaciones o grandes concentraciones de gente desde el aire; sin embargo, en esta ocasión estamos hablando de un helicóptero de grandes dimensiones (con un peso de 2,5 toneladas) capaz de transportar hasta 3,5 toneladas de carga en un trayecto de 400 kilómetros de distancia.

No es la primera vez que Estados Unidos hace uso de aviones no tripulados para complementar a sus tropas y, así, garantizar el trapaso de tropas y competencias, pero sí que es cierto que es la primera vez que dl uso d estos dispositivos se lanza de manera tan evidente.

¿Y para qué sirve el Kaman K-MAX? Pensemos en un gran helicóptero de transporte, como el Boeing CH-47 Chinook, que es capaz de levantar una gran cantidad de peso (que se cuelga del fuselaje) y la lleva de un sitio a otro, pues el Kaman K-MAX realiza, básicamente, la misma función pero con la salvedad de ser un vehículo mucho más pequeño y, es de suponer, que algo menos ruidoso y algo más fácil de desplegar.

Parece que cada vez más, el uso de los drones se irá imponiendo en los ejércitos, al menos así parece en Estados Unidos.

Lo que vemos en el vídeo es una de las imágenes más bellas que hemos podido observar a través de Hubble. Se trata de la etapa final del nacimiento de una estrella llamada S106 IR, la explosión violenta de una masa hasta 15 veces más grande que la de nuestro Sol. Un cuerpo asombroso que se encuentra a unos 2 mil años luz de distancia en la constelación Cygnus.

La masa que vemos está formada por una nube de gas y polvo, una estrella a punto de comenzar su madurez, momento en el que pasará a iluminar de manera constante de la misma forma que lo hace nuestro Sol.

Poco antes de que comience este proceso, la NASA nos indica que la estrella liberará un torrente de radiación ultravioleta que llevará un proceso de calentamiento en las nubes circundantes a temperaturas superiores a los 18 mil grados Fahrenheit. Este proceso hace que el gas de hidrógeno se ilumine en azul.

La mayoría de estrellas jóvenes de tamaños similares llevan a cabo una explosión de energía y polvo creando gigantescas alas de mariposa como las que podemos ver en las imágenes. Más tarde, aproximadamente en un millón de años, el objeto pondrá fin a esta etapa de fuerza pasando a convertirse en una estrella gigante.

Con todo, el final de la vida de esta poderosa estrella será aún más violento de lo que vemos en las imágenes. La última etapa dará lugar a una explosión y a la llegada de una supernova que brillará en toda la galaxia.