Archivos de la categoría ‘Videojuegos’

10 años del Xbox

Publicado: 17 noviembre, 2011 en Tecnologia, Videojuegos

xbox

Puede que finalmente la batalla la haya ganado la Playstation 2, con más unidades vendidas y mayor vida útil. Puede que la Xbox no sea recordada como la “gran” consola. También es posible que el lado negativo (sus enormes fallas originales) hayan opacado su brillante historia. Todo eso puede ser cierto. Pero lo que no sabíamos entonces, y sí ahora, 10 años después, es que lo que logró Microsoft, lanzando la gran X, fue un objetivo mayor. La Xbox salió a defender con uñas y dientes una industria que Bill Gates tenía en el bolsillo gracias a la popularidad de las PC: la de los videojuegos. Sony, Sega y Nintendo, eran a esa altura una amenaza real para la estructura x86 y su catálogo. Los asiáticos sostenían que las mayorías de las familias iban a terminar optando por jugar títulos de gran calidad en el líving de casa, en sus propios televisores. Y por aquellos tiempos, los creadores de Windows no se quedaban de brazos cruzados cuando veían venir la trompada.

De esto trata esta pequeña historia. De una guerra entre grandes marcas, de la defensa de los mercados, pero también de lo que vivimos, tú y yo, en la intimidad de la habitación, viviendo la vida de otros, teniendo la sensación de que dominábamos el mundo o ganábamos un derby. Y sólo con un joystick como arma. Esta es la historia de la Xbox y sus competidores de peso completo.

A cuidar el mercado

Hace 10 años, el mundo de la tecnología estaba al revés de como se muestra hoy: Apple no podía dejar de fracasar con nuevos productos; Sony lucía como la marca menos conservadora del ramo; Nintendo y Sega eran la voz de la experiencia; y Microsoft tenía ganas, muchas ganas, de dominar todos los sectores tech. Incluso el de los videojuegos.

Hablamos de 2001. Noviembre, precisamente. N64 de Nintendo era amo y señor entre las consolas y contaba con un gran público cautivo deseoso de probar su sucesora, Game Cube. PlayStation 2 amenazaba con conquistar el mundo a bordo de toda una innovación: el DVD. Ese 15 de noviembre, saldría un nuevo producto. Uno que nació de las agallas de un modesto equipo de ingenieros, pero que también nació del miedo del hombre más poderoso del mundo…

Tratemos de viajar en el tiempo, y veamos cómo estaban dispuestas las fichas en el mundillo informático. Por aquellos años las prensa especializada se maravillaba ante la solidez de Windows XP (que acababa de salir en octubre de 2001), el entorno que terminaría consolidándose como el número 1 indiscutido. El sueño de Bill Gates se hacía realidad, en cada casa, un XP. Y fue ese ecosistema virtuoso (un SO sólido, millones de programas exclusivos, computadoras a bajo precio que venían con el programa pre-instalado) el que le auguraba a la casa creadora de las ventanitas, años y años de liderazgo en el mercado. Tan controladito lo tenía todo el nerd más rápido del planeta, que incluso hasta la división de videojuegos bajo Windows era un mercado que crecía exponencialmente.

Aquellos fueron años de mucho vuelo para el Flight Simulator o el Age of Empires, por ejemplo. Ningún desarrollador se quería perder de programar las versiones de clásicos títulos en entorno X86. Desde FIFA hasta Civilization, las ventas de CD crecían, y ni qué decir de la piratería de estos títulos. La cuestión es que, de repente, el argumento de venta de Microsoft: “¿para qué una consola si con la PC que estudias y trabajas también puedes jugar?”, empezaba a expandirse por todo el mundo como si de un gusano informático se tratase.

Entonces, ¿a qué amenaza le tenía miedo el tipo que más veces publicó Forbes en la cima de sus gráficas de ricos? El jefe máximo de Microsoft, acostumbrado a primerear siempre, soñaba con la amenaza japonesa. Se espantaba ante la sola posibilidad de que, como auguraban los asiáticos de Sony o Nintendo, las estaciones de juego le ganaran la pulseada a las PC, y que los jugones se mudasen definitivamente de plataforma.

Cuatro ingenieros del grupo DirectX hicieron los esfuerzos necesarios para convencer a Bill Gates del enorme riesgo que se corría: “Los contenidos de entretenimiento requieren un dispositivo de entretenimiento”, dijo el líder del equipo, Ted Hase, en una reunión privada sucedida en las entrañas de Microsoft, el 5 de abril de 1999. Habían pasado meses desde que Sony mostró el prototipo de la Play 2.

Por eso, con apuro, el 15 de noviembre salió al mercado la Xbox, cuyo nombre nace del acrónimo de “DirectX Box”, a propósito de la conocida tecnología DirectX aplicada a juegos de PC.

Por más extraño que parezca, Microsoft se valió de una estrategia similar a la que intentó Apple con la fallida Pippin. Aquella consola de mediados de los 90, un sonoro fracaso de la manzana, era una computadora con todas las de la ley: un PowerPC 603e a 66 MHz, con módem y una versión capada de Mac OS, estrictamente enfocada a los juegos. Bueno, Microsoft hizo lo mismo, pero mejor: la Xbox era, en sus entrañas, un Pentium III, con un sistema operativo especial, para aprovechar el catálago abundante de las PC de escritorio (los desarrolladores no tendrían mayor problema en adaptar los títulos originales a los de la consola).

Decíamos que la estrategia era similar a la de los sucesores de Jobs… pero con algunas diferencias estratégicas claves: los muchachos de Bill Gates se aliaron con NVidia para dotar a su gadget de un poder gráfico inédito hasta la fecha: una placa descendiente de la GeForce 3, que rendía aún mejor que la GeForce 3 Titanium. Y además, deseoso de ganarle la batalla a Nintendo y Sony desde el vamos, los de Redmon le inyectaron millones de dólares al lanzamiento. Incluso con la producción de títulos exclusivos como Halo.

Nada mejor que hojear el manual original para notar algunas curiosidades del aparato. Entre ellas, el aprovechamiento de Internet, con Xbox Live; un reproductor de CD; y unos joystick considerablemente grandes.

Proyecto Midway

Lo que comenzó con el nombre secreto ‘Proyecto Midway’, encabezado por Jonathan Seamus Blackley y tres subordinados muy rebeldes, se convertiría en Xbox, una división que le daría millones y millones a Microsoft”, cuenta el periodista Dean Takahashi en el libro “Opening the Xbox: Inside Microsoft’s Plan to Unleash an Entertainment Revolution”.

Aquí se cuenta también por qué este proyecto fue el éxito menos pensado de Microsoft:

  • Antes de que la caja verde estuviera en los escaparates, ya había fuerte jugadores en el rubro.
  • Además, Microsoft venía corriendo de atrás: la empresa de Bill Gates siempre le había escapado a la idea de hacerse cargo del hardware de los dispositivos. Podría decirse que era nueva en el ramo.

Vaya que le sacaron jugo. Recién en 2006, Microsoft la retiró del mercado (para darle paso a la Xbox 360) tras vender la friolera de 24 millones de unidades: 16 millones en Norte América, 6 en Europa y 2 en Asia. La penetración de esta marca en Sudamérica históricamente fue menor. En Argentina, por ejemplo, jugar a los videojuegos se suele decir jugar “a la play”, genérico ganado a partir del éxito de la PlayStation original y la 2.

Ninguna historia es perfecta

Y esta también tiene su lado penoso. Volvemos a citar al esforzado periodista Takahashi, quien acusó a Microsoft de apurar los prototipos y sacarlos a la venta sin los testeos necesarios, con el objeto de aventajar la carrera frente a Sony y Nintendo. Algo que según el autor, volvería a pasar durante el lanzamiento de la Xbox 360. De hecho, el famoso anillo de la muerte -los congelamientos persistentes del sistema, con un consecuente juego de luces en los led de la consola- son atribuidos por el escritor a la falta de calidad de los componentes, en especial del motherboard. En su sitio web hay varias denuncias de ese tenor.

También hubo quejas de clientes del primer Xbox relacionadas a quemaduras e incendios por mal funcionamiento de la fuente y los cables. De hecho, Microsoft retiro 14,1 millones de cables en todo el mundo y los reemplazó con modelos rediseñados, además de reparar los daños ocasionados.

Y para celebrar sus diez años, diez anécdotas relacionadas con la consola que salió a pelear de igual a igual con gigantes como Sega, Nintendo y Sony. Y que tan mal no le fue:

1. El empuje de un equipo insistidor

Ellos tenían un plan. Pero para llevarlo a cabo, debían convencer a las autoridades de su propia empresa. En 1999, Kevin Bachus (foto), Seamus Blackley, Ted Hase, y el líder de equipo, Otto Berkes, se esforzaron en explicar la estrategia frente a las autoridades de Microsoft en una reunión de rutina dedicada a analizar qué hacer en el sector de juegos. Lo cierto es que cuando Bachus sostuvo que el futuro de la compañía, en parte, dependería de los videogames conectados a la TV de casa… ¡Todo el mundo se puso a reír! Así lo contó el propio ingeniero al periodista Patrick Garratt. Ellos eran miembros del equipo Direct X, y realmente no eran un grupo de peso dentro de la empresa. Todavía.

2. Un golpe de suerte

La misma crónica indica que tuvieron suerte. Que Bill Gates se tomó unos días para retirarse a pensar estrategias y que en su carpeta de pendientes se llevó los papeles del equipo Direct X. En soledad se decidió. El paper incluía un análisis del producto de Sony, PlayStation 2 (anunciado con bombos y platillos en el Congreso de Desarrolladores de Juegos de 1999).

El acento del informe, indicaron después quienes lo redactaron, estuvo puesto en el peligro de que Microsoft se quedara de brazos cruzados mientras la sexta generación de consolas arrasaba con todo a su paso.

¿Y si el de los lentes gordos no se tomaba días? ¿Si no se hubiese llevado la carpeta con él? Probablemente otra hubiese sido la historia. Berkes y los suyos siempre supieron que el Proyecto Midway, así lo llamaban entonces, tenía más oportunidades de terminar en la papelera que en un escaparate de tienda.

3. Juegos de guerra

¿No les suena Proyecto Midway? En Junio de 1942 tuvo lugar en las inmediaciones del archipiélago Midway una importante y decisiva batalla, en la que la flota estadounidense derrotó a la japonesa. Lo que se cocinaba a comienzos del 2000 no era el nacimiento de una simple consola. Se vivía como una batalla contra los poderosos japoneses Sony por la porción de mercado más apetitosa de los últimos tiempos.

4. El origen del nombre

Quizá fue en honor a la insistencia del equipo original. El nombre de la consola es un acrónimo de DirectX Box, más bien una contracción. Fue un gran triunfo para ese equipo de trabajo, que durante la creación del dispositivo tuvo gran competencia: los ingenieros de la división Web TV de Microsoft les disputaron todo el tiempo el terreno -tal como lo cuenta el periodista Dean Takahashi en el libro “Opening the Xbox: Inside Microsoft’s Plan to Unleash an Entertainment Revolution”-.

Fue la pelea entre el videogame y el media center. Triunfó, claro, el primer equipo, al que Bill Gates veía más informado sobre los avances de Sony, y más preparado para ganarle la carrera a los nipones. Y además Gates sabía que al público que había que seducir, realmente, era el conformado por los jugadores “duros”.

5. Hagan su consola, pero con Windows

Además de la pelea con los chicos de WebTV, el equipo de DirectX tuvo que enfrentar otros obstáculos: los que le ponían aquellos que querían que la consola sólo ejecutara los mismos títulos de las PC, pero en el living. Una especie de computadora que lanzara un Windows capado pero poderoso (entre estos, siguiendo el informe del periodista Garratt, se encontraba Ballmer). Berkes y sus ingenieros sabían que de esta manera no podrían asegurarse el liderazgo de la próxima generación de dispositivos. Sus argumentos siempre fueron: si la gente que jugaba en la PC se cambia de plataforma, que lo haga en una de Microsoft. Finalmente se buscó un camino intermedio: no serían compatibles los títulos con los ordenadores, pero compartirían la misma estructura, para que los desarrolladores de juegos de PC la tuvieran sencilla.

6. ¿No viene con Office ?

Bill Gates era exigente con el grupo DX, pero más lo era Steve Ballmer. “Steve era un rival enorme. Reunidos en una sala, recuerdo, Gates le dijo, medio en broma: ‘Steve, te dejo subir el precio de Windows en Afganistán, si me dejas hacer la Xbox’, o algo así”, recordó Bachus en el libro Opening the Xbox. Tanta fue la presión sobre el equipo que los obligaron a dar explicaciones una y otra vez a infinidad de ejecutivos. “Nos costaba hacerles entender que íbamos a hacer una consola exclusiva de juegos, siempre nos preguntaban: ‘¿pero tendrá algo para los usuarios de Office?’”, retoma Bachus.

7. Apenas un trabajito extra

Aunque sea difícil de creer, los primeros seis meses de desarrollo de la Xbox fueron un trabajo extra para el equipo DX. Recién a finales de 1999 algunos pudieron dedicarle tiempo completo a la consola, ya que entonces fue creada -tardíamente- la propia división.

8. El día D

El 14 de febrero de 2000 fue la reunión clave. Los ingenieros de DX le llamaron “la reunión sangrienta del Día de San Valentín”. Duró más de cinco horas. La puja fue, la idea del sistema operativo customizado versus Windows. Steve Ballmer, según el informe realizado a posteriori, no veía con buenos ojos que ellos se cayeran del entorno de las ventanitas. Parecía que todo se terminaba, que el proyecto se iba a aplazar. Pero al final Gates dijo: “Bueno, si no vamos a hacer esta consola, si no vamos a darle a los consumidores una experiencia total de juegos, retirémonos de este mercado y seamos como Oracle, una empresa de *software. Vendamos la división a EA. Si lo que queremos es ser algo más, hagamos el proyecto.*” Aquí se definió el futuro. Xbox tenía luz verde.

9. No está tachada, tiene una x gigante

El diseño de la X gigante sobre la consola de plástico nació a partir de un pedido especial a los desarrolladores: encontrar un prototipo que se diferenciara totalmente de las PC. Y claro, hasta entonces ninguna PC tenía ese tipo de decoración extrema.

10. Bill se puso campera de cuero

Y después de tanto remar, finalmente llegó el día. En la GDC del 2000, Bill se puso una campera de cuero y presentó el producto. El primer juego que se mostró, en pantalla gigante, fue Ready 2 Rumble Boxing. Pero esto también estuvo a punto de cancelarse, para infarto de los creadores de la consola. El equipo de relaciones públicas de Microsoft trató de convencer hasta el último momento a Gates de que no mostrara la escena de ese juego en la que un boxeador negro, de rastas y desgarbado, hacía chistes mientras se bamboleaba de aquí para allá. “Dirán que somos racistas”, le decían a Gates. Por supuesto, el líder de la compañía descartó esa idea por exagerada. La presentación fue un éxito. El mundo ya sabía que Microsoft daría pelea en el que asomaba como el mercado más importante del futuro.

La última anécdota de este recuento marca lo difícil que son las cosas en la industria del videojuego: a pesar del monumental evento, finalmente “Ready 2 Rumble Boxing” nunca salió a la venta para Xbox.

A festejar que son 10 años

El legado de Xbox, como el de Nintendo y el de PlayStation es también un legado cultural. La industria de los videojuegos encontró esta última década una madurez que la puso, en dividendos y en capacidad creativa, a la altura de otras más arraigadas, como el cine y la música. Para festejar tantos años de buenos momentos -más allá de alguna que otra perla negra en la historia de la gran X-, te proponemos que nos cuentes tu mejor recuerdo con la consola nacida en Redmond.

A la derecha, para empezar a homenajearla, un video que es ya un clip histórico: el reportaje televisivo, en inglés, del lanzamiento, con la participación del actor y luchador The Rock… además de Bill Gates, claro.

Gears of War 3

Publicado: 12 octubre, 2011 en Videojuegos

La larga espera ha terminado, por fin tenemos entre nosotros el título estrella del catálogo de Xbox 360 para este año, Gears of War 3. El juego más esperado por los seguidores de la saga desde que se anunció años atrás, y sin duda uno que un servidor estaba deseando poder tener entre manos para volver a ponerme en la piel del Escuadrón Delta una vez más.

Largos se han hecho esos cinco o seis meses extra que Microsoft añadió a la fecha de lanzamiento del juego para colocarlo en la primera línea de salida de la campaña de ventas de final de año. Una reestructuración de fechas que vino de perlas a Epic Games, los creadores del juego, para pulir todavía más su nueva obra, que ya se daba por terminada. Así es como nació por ejemplo el nuevo modo Bestia, entre otras muchas mejoras y añadidos que la compañía norteamericana tuvo a bien añadir al juego.

Mucho sabemos ya del juego, entre vídeos, demostraciones jugables protagonizadas por el mismo Cliff Bleszinski, y la avalancha de información que hemos tenido mostrándonos sus novedades. Entonces, ¿ha merecido la pena la espera? De eso es de lo que vamos a hablar, pero os adelanto desde ya que el juego es una verdadera maravilla.

Los acontecimientos de esta nueva entrega suceden dos años después del final Gears of War 2, con Jacinto, el último reducto de la humanidad, derrumbada para acabar con la amenaza imparable que suponía el ataque del ejercito Locust. Ahora las cosas pintan peor que nunca. La Coalición de Gobiernos Ordenados (CGO) ha sido desmantelada, no se sabe nada de su presidente, los supervivientes viven como pueden atrincherados, y los últimos supervivientes de la CGO tratan de sobrevivir a bordo de un barco.

Ahí se encuentra nuestro querido Escuadrón Delta, con Marcus Fénix a la cabeza, Dominic Santiago, Anya Stroud, Cole, Baird, Carmine y otras nuevas incorporaciones como Jaice y Sam entre otros. Así es como comienza la aventura, que como bien nos han venido contando sus creadores e incluso podemos ver en los tráilers y anuncios, narra el final de la historia de los mismos.

En Gears of War 3 muchas cosas han cambiado. Ahora el juego transcurre en verano, y eso se refleja directamente en la temperatura del color de todo el título en general, mostrando un aspecto mucho más cálido, y unos escenarios que a pesar de la destrucción y los elementos apocalípticos, son realmente bellos y dignos de ver.

Por otra parte, nos tendremos que enfrentar a unos nuevos enemigos, los Lambent. Son Locust que han sido expuestos a un elemento líquido y luminoso conocido como Emulsión, lo que los convierte en unos seres todavía más bestiales, que mutarán, caminarán con haces de luz en su cuerpo, y estallarán al ser derrotados.

Novedades tenemos muchas para hablar, desde nuevas armas como el Lancer Retro o la nueva escopeta de doble cañón entre muchas otras, unos mechas que nos harán mucho más potentes, las ejecuciones, o detalles tan útiles como intercambiar armas con los demás personajes o marcar a un enemigo para que nuestros compañeros le ataquen. Pero si hay algo que debemos destacar sobre lo demás a la hora de jugar la campaña, es lo increíblemente variada que la han hecho.

En todos los capítulos que componen la aventura, nos encontraremos con cosas nuevas, situaciones diferentes que nos sorprenderán, que unas veces nos sacarán una sonrisa y otras nos dejarán con los ojos como platos ante los hechos tan espectaculares que suceden en nuestra pantalla. Esto, sumado a que ahora la historia, además de ser más larga e intensa que las anteriores, está mejor hilada, dando la sensación de estar ante una película en las escenas que suceden entre la desenfrenada acción, la convierten en una de las campañas que más he podido disfrutar en los últimos años.

Y por si fuera poco se inventiva mucho su rejugabilidad gracias al modo cooperativo para cuatro jugadores, en el que podremos vivir la historia jugando con otros tres amigos, o jugar al nuevo modo Campaña Arcade, en el que además obtendremos puntuaciones que asegurarán el pique entre jugadores.

Pero todavía queda por tratar un tema muy importante, el multijugador. El lugar en el que una gran cantidad de jugadores irán a pasar una gran cantidad horas y donde el valor del juego se multiplica por grandes enteros. Nos encontramos con modos clásicos que han sido mejorados, como Duelo por equipos, Zona de guerra, Rey de la colina, Captura al líder y Piloto.

Además está el modo Horda 2.0, que ha mejorado mucho respecto a la anterior entrega, pudiendo modificar ahora nuestro entorno para afrontar el sinfín de oleadas de enemigos que nos acecharán sin piedad. Y también el modo Bestia, en el que tornan los papeles y nosotros tomaremos el control de los Locust y Lambent y tendremos que asaltar a los CGO que tratan de resistir nuestras embestidas.

Los mapas para el multijugador ya los conocimos hace semanas. Son un total de diez, y la verdad es que todos ellos dan lugar a partidas de lo más divertidas. Se nota que sus creadores han perfeccionado sus habilidades en la creación de los mismos, porque están muy bien pensados, y dan lugar a encuentros divertidísimos en los distintos escenarios que nos proponen.

Ante todo mucha variedad, encargada de que no nos cansemos de jugar en mucho, mucho tiempo. Pero es que además, en Epic se han centrado en mejorar y perfeccionar la jugabilidad, mejorando problemas del primero añadiendo los servidores dedicados (adiós anfitrión, adiós) y se mantienen los añadidos de la segunda parte, además de otros nuevos, pero manteniendo una forma de juego rápida y precisa. Todo funciona, pero además todo funciona muy pero que muy bien.

La variedad de armas hace que todo tipo de jugadores pueda sentirse cómodo en los enfrentamientos, y además se han ajustado las capacidades de éstas para que las partidas sean dinámicas y terriblemente divertidas y adictivas. Ahora tanto el amante de la escopeta como el más ferviente seguidor del Lancer estarán contentos.

Nos encontramos también con el nuevo sistema de niveles, que incluye un sinfín de desafíos, logros, medallas, y con el que a medida que ganamos experiencia, iremos desbloqueando los personajes para el multijugador. Un plantel de personajes, por cierto, que es ahora más numeroso y variado que nunca, contando también por primera vez con personajes femeninos en ambos bandos.

Y aunque salta a la vista, tengo que decir que el apartado técnico es soberbio. Gráficamente es todavía mejor que su predecesor, al verlo en movimiento se nota que está mucho más trabajado, hasta el último detalle, todo mucho más cuidado. Y el aspecto sonoro acompaña a la perfección lo que vemos en pantalla, como acostumbra la saga, una banda sonora que nos mete de lleno en la acción, y un doblaje al castellano realmente bueno ponen la guinda al gran pastel que nos han preparado con cariño desde Epic Games.

En definitiva

10

Creo que la mejor forma de definir Gears of War 3, desde mi punto de vista, es como el Gears of War perfecto. Todo se ha mejorado, empezando por la jugabilidad, pasando por el impresionante modo campaña, más largo, espectacular y divertido que nunca, y terminando por un multijugador que tiene todo lo necesario para mantenernos atrapados durante años. Las partidas vía internet van verdaderamente bien, se han solucionado todos los problemas, y además cuenta con añadidos tan novedosos como el modo Bestia. Epic Games ha demostrado que no solo sabe divertirnos de lo lindo, además ha mejorado todo aquello que tenía que perfeccionar y nos ha regalado una soberbia Obra Maestra.

Sabemos que los gustos de los videjugadores japoneses son un tanto… “especiales”, difícilmente disfrutan de los mismos juegos que los jugadores de occidente, quizá se deba a su cultura o forma de vida, sinceramente no lo sé. Ellos disfrutan más con títulos del estilo RPG o de ese tipo, juegos como Yakuza o cientos más que difícilmente verás en los tops de ventas en América o Europa.

Claro que esto no tiene nada de malo, en lo absoluto, simplemente es diferente. Quizá por esa razón, la nota que encontré en andriasang me haya causado cierta impresión.

La revista Famitsu —la “Biblia” de los videojuegos en Japón— le ha otorgado un rotundo 39/40 a Gears of War 3 —casi perfecto—, un juego que dista por mucho, de los gustos de los japoneses. Son cuatro personas las que califican a los juegos en Famitsu, cada uno otorga una calificación independiente a los juegos; al reseñar el más reciente título de Epic Games, tres lo calificaron perfecto, con un 10, solo uno de ellos calificó con un 9.

Famitsu recomienda a Gears of War 3 por razones como: Es un juego que lleva al tope los gráficos de la consola Xbox 360, la campaña se puede jugar con tres amigos más, por que contiene una gran historia y elementos dramáticos y por que su multijugador es un componente sumamente robusto.

Esto no se ve todos los días, así que, aquellos que aún duden acerca de la calidad de Gears of War 3, bueno, habrá que reconsiderarlo. Al día de hoy no he podido jugarlo pero espero impacientemente hacerlo dentro de poco.

 

Tal parece que la consola de la próxima generación de Microsoft se cocina a fuego lento, puede ser —según rumores— que su desarrollo lleve unos diez meses, lo que llevamos del año 2011. El día de hoy, cuatro empleados de Microsoft han sido expuestos en la red, específicamente, sus perfiles en Linkedin. Estos, afirman estar trabajando en la próxima generación de la consola de Microsoft, inclusive uno de ellos, Jeff Faulkner (quien es el director creativo de este proyecto), especifica estar trabajando en ello desde enero del 2011.

¿Será cierto que la próxima consola Xbox está siendo desarrollada desde hace tiempo? De ser verdad, no sé que tan conveniente sea lanzar una nueva —”La” próxima generación— en… ¿que les gusta? ¿1 o 2 años? sobre todo si la novedad de la consola sigue estando vigente, sí, me refiero a Kinect.

Hace poco, mi compañero José Carlos nos platicó acerca de la pronta llegada de la Xbox 720 (o como sea que la quieran llamar). En aquella ocasión fue la publicación Xbox World 360 la que se tomo la libertad de lanzar a declaraciones a diestra y siniestra; la revista británica afirmó que varios de los estudios internos de Microsoft ya están desarrollando juegos para la próxima generación de esta consola.

Está claro que no veremos nada de la próxima consola Xbox por un rato, quizá después de la salida a la venta de la Wii U, Microsoft quiera (o necesite) realizar un “anuncio especial”.

El otoño ya comenzó, y los que ya lleven un tiempo con Xbox 360 ya sabrán, que cada año durante esta época recibimos una actualización que nos deja con un Dashboard o menú de la consola renovado, usualmente con novedades o diversas mejoras tanto estéticas como de usabilidad que en definitiva nos brinda una mejor experiencia con nuestra máquina.

Los que ya anden con prisas de ver cómo lucirá su menú cuando dicha actualización aterrice en nuestras consolas -entre los que me incluyo- se alegrarán de saber que se ha filtrado un vídeo en el que podemos ver el nuevo dashboard en movimiento.

Como se aprecia en el vídeo, todo el contenido se ha distribuido, mostrando un aspecto más minimalista y ordenado que deja más opciones a la vez a nuestra disposición, y la verdad es que tiene pinta de que la navegación por el mismo será mucho más intuitiva. Además, podemos observar novedades como el buscador Bing, y además acordaos que otro de los añadidos es el acceso directo a los vídeos de YouTube.

Por mi parte la verdad es que me gusta mucho la nueva interfaz y estoy deseando poder probarla para ver como lo han dejado todo, pero tendremos que esperar todavía un poco más.

 

Gunnar Optiks MW3 Diseño Gunnar Optiks revela sus gafas Edición Limitada de Modern Warfare 3

Muy pronto llegará Call of Duty: Modern Warfare 3, la tercera parte de la saga creada por Infinity Ward y que revoluciono de alguna manera el juego online en los títulos de acción en primera persona. En efecto, Call of Duty: Modern Warfare marcó un gran referente en la modalidad multijugador en línea para la franquicia de Activision, una de las más fructíferas de los últimos tiempos.

Como todo mundo sabe, con el advenimiento de Modern Warfare 3, las ediciones coleccionistas de este mismo, así como de artículos relacionados con los videojuegos son más comunes cada vez, tal es el caso de la marca Gunnar Optiks. Esta marca, se especializa en diseñar y fabricar gafas especiales para videojuegos, sus creaciones están enfocadas al comfort de aquellos que pasan horas pegados al monitor o televisor.

Gunnar Optik creó unas gafas edición especial de Call of Duty: Modern Warfare 3; están diseñadas con los logotipos de este esperado título, también cuentan con un estuche acorde al mismo, así como un pequeño bolso. Las micas de estas gafas son de color ambar, reducen la fatiga ocular, agudizan los reflejos, mejoran considerablemente la concentración además de que con ellas, podrás apreciar aún mejor los detalles del juego.

Imagino que los miles de seguidores de la saga estarán deseosos de hacerse con unas, el precio de las gafas Gunnar Optiks edición especial de Call of Duty: Modern Warfare 3 es de $100 dólares.

Gunnar Optiks MW3 Diseño 100x100 Gunnar Optiks revela sus gafas Edición Limitada de Modern Warfare 3 Gunnar Optiks MW3 Micas 100x100 Gunnar Optiks revela sus gafas Edición Limitada de Modern Warfare 3 Gunnar Optiks MW3 Mica 100x100 Gunnar Optiks revela sus gafas Edición Limitada de Modern Warfare 3 Gunnar Optiks MW3 Logotipo 100x100 Gunnar Optiks revela sus gafas Edición Limitada de Modern Warfare 3 Gunnar Optiks MW3 Bolso 100x100 Gunnar Optiks revela sus gafas Edición Limitada de Modern Warfare 3 Gunnar Optiks MW3 Estuche y bolso 100x100 Gunnar Optiks revela sus gafas Edición Limitada de Modern Warfare 3

El rumor lleva pululando semanas por la red. Hoy parece querer ratificarse de la mano de fuentes anónimas consultadas por el sitio especializado de turno. Nos referimos a la arquitectura interna de las próximas consolas de sobremesa, que podría depender de AMD.

AMD Microsoft Xbox e1311332713897 AMD, crucial en la próxima generación de consolas

El debate en torno a una nueva generación de sistemas está más en boga que nunca. El otro día sin ir más lejos, ejecutivos de GameStop estimaban 2014 como año más probable para que Xbox 720 y PlayStation 4 viesen la luz comercialmente. La década vital pronosticada por Sony y Microsoft podría terminar cumpliéndose después de todo, considerándose varios años de convivencia entre las consolas actuales y sus sucesoras.

¿Qué relación guarda este tejemaneje de fechas con lo tecnológico que centra esta entrada? Simple, pues será la tecnología la que determine los marcos de lanzamiento. Más concretamente las entrañas que albergue Wii U, máquina aún en proceso de consolidar sus especificaciones.

El pasado miércoles, uno de los estudios inmersos en la programación para Wii U, alababa el potencial técnico de la máquina, augurándola bastante más potente que PlayStation 3. Ésto cuando todos creíamos ya que sería una consola de transición, de capacidades limitadas, caducas al poco y sin nada que hacer contra futuras competidoras.

Así las cosas, si Wii U llegase a ofrecer un apartado visual revolucionario, Microsoft y Sony no dudarían en adelantar sus planes, anunciando sus consolas tan pronto como el próximo año.

Y es que aunque no lo parezca, la carrera hacia la próxima generación es eminentemente técnica. Lo comprendimos el otro día, cuando uno de los directivos de AMD habló en exceso. Si bien no llegó a confirmar que su compañía esté trabajando en los procesadores de PS4 y 720, sí que predijo entusiasmo generalizado una vez conociésemos de qué iban a ser capaces las nuevas consolas.

Espetó Neil Robinson que esperásemos gráficos in-game al estilo de Avatar (laureada cinta tridimensional de James Cameron) y mencionó explícitamente a Xbox 720. También se refirió a importantes avances en el campo de la inteligencia artificial, donde las masas de personajes al más puro estilo GTA, dejaría de reaccionar como un todo para ofrecer respuestas individuales y coherentes.

El blanco y en botella viene de perlas en éste contexto, pues si bien Microsoft tampoco ha dicho esta boca es mía respecto a un acuerdo con AMD para el desarrollo de su siguiente plataforma, ya todos dan por hecho que la compañía terminará soportando los gráficos de las tres consolas por venir (en Wii U ya hay confirmación oficial, de hecho).

El último direte, de apenas hace unas horas, se refiere a las CPU de Xbox 360 que AMD. HardOCP ha sabido que el procesador se enmarcará en la nueva familia Bulldozer, que llegará al mercado a finales de 2011. La peculiaridad en este caso vendría dada por la variante Fusion, que aunaría CPU y GPU en un sólo chip.

Como siempre, toda la información ha de cogerse con pinzas, pero todo parece indicar que sí, que AMD será la encargada de maravillarnos visualmente de aquí a unos años. Así, los más pesimistas del lugar, quienes vaticinaron avances gráficos minoritarios (Ubisoft entre ellos) tal vez deberían ir alegrando su discurso, amén de preparar la billetera por los costoso de próximos desarrollos.

Por lo pronto, Epic Games ya ha conseguido optimizar su demo técnica (Samaritan) para ejecutarla en tiempo real, controlador en ristre.